En los difíciles tiempos en los que nos encontramos, las pymes y autónomos nos vemos abocados a realizar un sobreesfuerzo para poder afrontar la situación que se nos avecina.

¿COMO PODEMOS REACCIONAR?

Después de aguantar todo el confinamiento con escasos ingresos y sobreviviendo con ayudas, las pequeñas empresas que todavía resisten, se verán obligadas a empujar un poco más, hasta que la normalidad vuelva a nuestras vidas.

Una pyme debe tener una economía lo más saneada posible y ajustar sus gastos al máximo.

Algunas soluciones…

  • Pasan por trabajar en un Coworking, para ahorrar en gastos fijos de local y suministros.
  • Otras son que debe medir económicamente cada una de las acciones que quiera llevar a cabo, y controlar que rentabilidad le va a proporcionar.
  • El enfoque debe ir a la creación de una nueva oferta adecuada a esta nueva situación, a la fidelización del cliente y a la captación de nuevos.
  • Participar en reuniones de Networking, nos ayudará a ver que se está moviendo en el mercado y a conocer ideas de negocio que nos pueden ser de ayuda.

¡Pero no olvidemos, que las crisis, también generan oportunidades! Y debemos investigar en las nuevas necesidades de nuestros clientes y generar nuevas ofertas que se ajusten a ellas, aunque en algunos casos, tengamos que cambiar de actividad (siempre estudiando la inversión necesaria para realizar este nuevo proyecto).

Cuanto antes reaccionemos a esta evidencia, mejor nos podremos posicionar en el mercado. Debemos actuar antes que nuestra competencia, para ejercer un papel predominante y sobre todo, posicionarnos en el mundo digital.

Internet nos ofrece muchas posibilidades para encontrar a clientes potenciales, gracias a Herrramientas para que localicen nuestros negocios fácilmente o para que nos ayuden a automatizar procesos y mientras nosotros nos centremos en hacer crecer nuestro negocio.

Utilizar las redes sociales…

Para prospectar a nuestros clientes (que hacen, que les gusta,…) como Twitter, Facebook, YouTube y a contactar con otras empresas, que por ejemplo, nos pueden ayudar a ofrecer un mejor servicio, algunas más especializadas en el ámbito empresarial como LinkedIn.

También podemos estudiar las últimas tendencias en los diferentes sectores empresariales y por supuesto hacer publicidad, como en Google Adwords, donde podemos obtener el ROI (Resultados de la Inversión), de una manera detallada y más económica que otros medios. Y sobre todo, trabajar su marca e imagen, les proporcionará más estatus social y empresarial.

En fin, las pymes deben priorizar su rentabilidad y el tiempo invertido y ofrecer productos o servicios de alto valor, para que les permita diferenciarse de su competencia y trabajar el entorno digital será vital para su supervivencia en los tiempos que vivimos.